A magical setting in Paris


La parte inferior de las paredes clásicas haussmanianas con cimacio, marco y plinto rompe con la parte superior cuyos grandes paneles se componen de algodón blanco tendido. Los cuadros, objetos y muebles están delicadamente cubiertos de algodón blanco. Una serie de lámparas de alabastro del Ural en el techo del dormitorio, visibles por la noche y el marco de un amplio espejo, crean así un mágico entorno.

Más información Menos